Tina Modotti
Tina Modotti
Fotografía: Edward Weston, 1924


Assunta Adelaide Luigia Modotti nació en Udine, Italia, el 17 de agosto de 1896.
A los diecisiete años emigra a los Estados Unidos con su familia.

Fue actriz en Hollywood, siendo protagonista de varias películas mudas.

En 1921 conoció a Edward Weston, fotógrafo norteamericano que le enseñó a usar la cámara.

En 1922 llegó a México donde conoció a Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros.
Su vida comenzó de nuevo en México.
País con el que se identificó totalmente, posiblemente le recordase la Italia de su infancia.
Al mismo tiempo, su actitud y sus costumbres chocaron con la moral provinciana del México de la época.
Se hizo miembro de Partido Comunista en 1927.
Participó activamente en la campaña "Manos fuera de Nicaragua" en apoyo a la lucha de Augusto César Sandino y ayudó a fundar el primer comité antifascista italiano.

En 1928 conoció a Julio Antonio Mella, dirigente estudiantil cubano, en una manifestación en protesta por la ejecución de Sacco y Vanzetti.
Vivió tres meses con Antonio, quien murió asesinado cuando iban paseando agarrados de la mano, el 10 de enero de 1929.

A principios de 1930, fue expulsada de México, acusada injustamente de conspirar para asesinar al Presidente.
Llegó a Alemania a mediados de 1930.
Viajó a la Unión Soviética donde se reencontró con Vittorio Vidali, a quien había conocido en México.
Participó en el Socorro Rojo Internacional.

En 1934 partió hacia España.
Después de la rebelión militar, en 1936, se alistó al Quinto Regimiento y trabajó con las Brigadas Internacionales, con el nombre de María, hasta el fin de la guerra.

En 1939 regresó como asilada a México, donde continuó con su actividad política a través de la Alianza Antifascista Giuseppe Garibaldi.
En 1940, el gobierno de Lázaro Cárdenas anuló su expulsión de 1930.

Murió, de un ataque cardiaco, el 5 de enero de 1942, tenía en ese momento 46 años.

En su tumba, en el Distrito Federal de México, un poema de Pablo Neruda, la recuerda:
"Tina Modotti, hermana, no duermes, no, no duermes;
tal vez tu corazón oye crecer la rosa
de ayer, la última rosa de ayer, la nueva rosa..."

A lo largo de su agetreada vida tuvo tiempo para hacer fotografías.
Sin embargo nunca alardeó de artista:
"Soy una fotógrafa y nada más", escribió.

Tina Modotti fue una mujer que vivió una vida intensa, profunda y comprometida con la época que le tocó vivir.
Además de todo eso nos ha dejado un importante número de grandes fotografías, ¡ casi nada !.


( Febrero 2004 )