Autorretrato





 

Nadar es el pseudónimo utilizado por este gran y pionero fotógrafo del siglo XIX.
Su nombre real fue Gaspard Félix Tournachon.
Nacido en 1820 en Lyon y fallecido en París en 1910, estudió medicina en su ciudad natal, pero en 1842, debido a la quiebra de la empresa de impresión de su padre, se trasladó a París ganándose la vida como periodista y caricaturista.
Se interesó siempre por las ideas más avanzadas de su tiempo en política, literatura y ciencias y fue un adalid de la libertad de expresión.

En 1849 contactó con el mundo de la fotografía y en 1853 abrió su estudio fotográfico en el Boulevard de los Capuchinos.
Un edificio completo pintado completamente en rojo, en el que figuraba su nombre en letras de quince metros de altura, y que con el tiempo llegó a convertirse en punto de reunión de la élite artística de París.

Derivado se su profunda capacidad de observación desarrollada en su faceta de caricaturista, cultivó profusamente el retrato, que en contraste con los del resto de colegas de la época, muestra una naturalidad sorprendente.
Eran realizados siempre sobre fondos oscuros o negros.
En otras facetas y dentro de su labor continua de investigación y prueba de nuevas técnicas, en 1858 realizó las primeras fotografías aéreas de París desde un globo y de 1860 a 1861 fotos de la canalización y las catacumbas de París, para lo que empleó iluminación de magnesio.
Ser fotografiado por Nadar llegó a ser considerado un gran honor.
Políticos, científicos o escritores fueron plasmados para la posteridad en su buen hacer como retratista.

En 1858 comenzó a tomar sus fotografías con ayuda de la luz eléctrica y en 1866 inauguró un formato de trabajo nuevo que denominó "foto-interviú", consistente en una serie de 21 fotografías del científico químico francés Eugène Chevreul, captadas mientras el científico respondía a las preguntas del propio Nadar, consiguiendo una impresión tremendamente realista de la personalidad del entrevistado.

En 1874, al conocer que los pintores impresionistas estaban buscando una galería para su primera exposición, les ofreció su estudio, celebrándose en él esa primera exposición.

En 1891 fundó la revista "Paris Photograph".

Nadar no solo fue conocido en su época como fotógrafo, sino que también fue autor de ensayos y novelas satíricas y libros autobiográficos.
A la vista de su obra no podemos dejar de afirmar que fue uno de los grandes fotógrafos del siglo XIX.
A su muerte en 1910 su hijo continuó con la labor artística del padre, aunque sin tanta relevancia.


Ángel Luis Domínguez - Agosto de 2004